sábado, 8 de junio de 2013

Alertan fractura del drenaje debajo del Suburbano en Tultitlán

Alertan fractura del drenaje debajo del Suburbano

Las autoridades municipales ofrecieron dialogar entre sí y revisar las alternativas para solucionar el problema
Foto: Especial
Notas Relacionadas
06 de junio 2013 08:36
Juan Manuel Barrera
06 de junio 2013
08:36
Juan Manuel Barrera Aguirre
TULTITLÁN, Méx. Andrés Gómez López, propietario de un predio de la colonia Izcalli del Valle, en este municipio, aseguró que un drenaje que cruza debajo de las vías del ferrocarril está fracturado, lo que pone en riesgo a los usuarios del Tren Suburbano en caso de reblandecimiento de la tierra.
Gómez López mostró documentos que alertan desde el 2007 sobre la fractura del citado drenaje, por el que corren aguas residuales del penal de Barrientos y del Colegio de Policía, ambos ubicados en Tlalnepantla, y de parte de la colonia Santa María Guadalupe La Quebrada, perteneciente a Cuautitlán Izcalli.
Afirmó que es propietario del citado predio, de 15 mil 653 metros cuadrados, ubicado a un lado de las vías del tren y de ductos de la empresa Maxigas, sin que las autoridades de Tultitlán, Cuautitlán Izcalli y Tlalnepantla, así como instancias estatales, tomen cartas en el asunto para arreglar el citado drenaje, que cruza por su propiedad.
Dijo que hace unos 20 años el gobierno de Cuautitlán Izcalli conectó irregularmente una toma de drenaje a un viejo puente rústico que cruza debajo de las vías del ferrocarril, para dar salida a sus aguas negras y conectarlas al drenaje de Tultitlán, lo que ocasionó el problema.
Erick Martínez Domínguez, director del organismo Operador de Agua Potable (Operagua) de Cuautitlán Izcalli, aseguró que se trata de un “paso de borregos” que cruza por debajo las vías del tren, aunque rechazó que la fractura sea en el citado puente, sino en el drenaje localizado a un lado de la vía del ferrocarril, por lo que no existen riesgos para los usuarios del Suburbano y de los trenes de carga.
Agregó que en el predio propiedad de Gómez López se ubica un pozo de visita y un drenaje que conduce el agua al Emisor Poniente, además de que a un lado cruzan ductos de Maxigás, por lo que revisarán la situación legal del terreno.
Autoridades del Operagua, del organismo Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Tultitlán (Apast) y del Organismo Público Descentralizado Municipal (OPDM) de Tlalnepantla recorrieron el lugar para elaborar un proyecto que dé solución al problema.
Gómez López propuso a Operagua cancelar el paso del drenaje debajo de las vías y sacar el drenaje por otro lado o realizar obras en el predio, pero con el pago de un millón 350 mil pesos por daños ocasionados, pues en el lugar tenía una huerta de árboles frutales y un estanque con 10 mil carpas, proyectos afectados por las aguas negras.
Expresó que las vías del tren dividen Tultitlán de Cuautitlán Izcalli, por eso ninguna autoridad enfrenta el problema, además de que Izcalli del Valle Colinda con Tlalnepantla y las aguas negras del penal de Barrientos y del Colegio de Policías son canalizadas por el multicitado drenaje.
Las autoridades municipales ofrecieron dialogar entre sí y revisar las alternativas para solucionar el problema

No hay comentarios:

Publicar un comentario