jueves, 5 de abril de 2012

El jardín de los Duendes en Santa Elena Cuautitlán Estado de México

El jardín de los Duendes en Santa Elena Cuautitlán Estado de México.
Por Enrique Adar

Repentinamente se escuchan ruidos en las hierbas y los árboles, como si pisaran las ramas y las hojas, luego como si golpearan un balón en la cancha de básquetbol, después un silencio sepulcral, que interrumpe el soplar del viento, se oyen murmullos, o es el viento que estremece las ramas de lo árboles, pero conforme avanzas por el jardín se escucha más claro que lo que se oye son risitas inexplicables porque no hay una sola alma en el jardín, sin embargo en cuanto empieza a obscurecer se llegan apreciar pequeñas sombras, como de muñecos pequeños, muy pequeñitos, que corren por las canchas y entre las hierbas, no se sabe que son y cuantos son, se aprecia que traen sombreros largos como de brujas, pero los seres son muy pequeños, tienen cinturón y zapatos con puntas largas, como si les quedaran grandes,  no vuelan y sólo corren muy rápidamente, esta es la historia que varios cuentan sobre seres pequeñitos, como parecidos a duendes  y señalan que al verlos o escucharlos se eriza la piel y da escalofríos, y por lo tanto quieres atravesar rápido el jardín, pues cada vez los escuchas más cerca, sólo se sabe que algunos han escuchado los rebotes de los balones por la noche y han apreciado las figurillas reírse y correr por las canchas y entre las hierbas y los árboles  e incluso se ha visto algunos con costales pequeños y palas chiquitas por donde esta la basura.
Es el relato de algunas personas que salen a ejercitarse o a caminar con sus perros,  o que simplemente al bajar del transporte y para llegar a su casa atraviesan las canchas  que se encuentran al final de la Unidad Santa Elena, por donde están las canchas de fútbol rápido y las de basquetbol.
En cierta ocasión, unos muchachos que jugaban con patinetas muy por la noche, de repente vieron que en donde esta el tiradero de basura, que la basura volaba de un lado para otro y que se acercaron a ver que pasaba, primero creyeron que era un perro, un gato o una rata y cual fue su sorpresa, pues vieron a un ser pequeño con una pala removiendo la basura y la echaba en un pequeño costal, y que estaba refunfuñando y alcanzaron a escuchar que decía, “puercos, puercos, sus papas han de ser marranos y viven en chiqueros” cuando volvió la cara les sonrió enseñándoles su dientes podridos haciendo un sonido gutural, sonó espantoso y mejor se echaron a correr a sus casas.
Otros personas señalan que son pequeños seres que tienen unos dientes horribles y su riza es escalofriante y se enchina los pelitos de la piel, y que corren muy rápido, pues los han visto repentinamente, al parecer han sido descubiertos sin querer, en una ocasión porque un perrito les ladro o porque un niño le dijo a su mama que había un muñequito muy feo en la basura, por eso el lugar esta muy solo por la noche; señalan algunas personas que han alcanzado ha escuchar algo así como susurrando “¡vigílalo!, ve si viene a tirar porquerías a nuestro jardín, si tira, síguelo y regrésale su basura al puerco, si insiste hazle travesuras y espántalo, y si sigue insistiendo ¡muérdelo!”, “¡aparécetele cuando este solo y ríete y luego muérdelo para que le de rabia¡, pero si respeta déjalo en paz, y si ayuda a limpiar nuestro jardín y reforestarlo ¡prémialo sin que se dé cuenta!” dale un poco de nuestras monedas de nuestra olla, cuando salga el arcoíris en temporada de lluvias.
SIGUEN LAS MANIFESTACIONES
Una tarde unos albañiles mencionan que fueron a tirar cascajo y cual fue su sorpresa que se les apareció un ¿duende? y les aventó piedras, del susto salieron corriendo y dejaron sus costales con cascajo, pero después uno les comento al día siguiente que le dejaron un papelito que decía “recoge tu porquería o vendré a espantarte en cuanto estés solo y obscurezca, tarado, puerco,”, por lo que al día siguiente fueron a recoger su basura, pero uno no fue y lo espantaron y le apareció un papelito que le decía “llévame un arbolito y te dejo en paz o te vas ha arrepentir condenado marrano” y al día siguiente lo llevo y lo dejaron en paz; pero señalan que hubo una señora que también dejo su basura y no creyó y entonces la espantaron todos los días y se tuvo que cambiar a Tultepec, pero la siguieron y tuvo que venir a recoger su basura y dejar galletitas con leche y una sábila para que la dejaran en paz.
Dentro de las travesuras que le hacían era apagarle la luz de su recámara, le desconectaban la TV, y luego le escondían los botones y los hilos, le robaban las moneditas, no resistió más y le platico a su comadre y le dijo que eran como duendes, ella la llevo con una bruja quien le dijo que tenia que cumplir la manda que le habían dicho, porque habían adoptado el jardín y eran sus guardianes y no la iban a dejar en paz hasta que cumpliera la manda. Ese noche al llegar a su casa, y cuando la señora subía las escaleras para su recámara, vio de reojo una sombra pequeña que la seguía, entonces buscó, pero sólo encontró un muñeco tirado en el piso, ella no comentó nada, pero le extrañó, después vio que aparecía caca en su comedor, en la entrada de su puerta y en los sillones y se espanto. Las extrañas cosas seguían sucediendo, porque no había cumplido la manda, entonces el muñeco se movía de lugar, hasta que un día que se estaba bañando por la tarde escucho unos susurros detrás de la puerta, como de dos personitas que decían “aquí esta la puerca, se esta bañando, no entiende, tomaremos medidas mas drásticas, espántala, muérdela para que le de rabia”. Días más tarde, cuando parecía que el asunto se olvidaba, ocurrió algo todavía más raro, escuchó claramente sus risa en el interior del closet, y oyó decir “hoy nos vamos a dormir con ella para que se muera del susto, jijijijiji y la vamos a devorar.”
Fue entonces que  decidió ir a media noche a recoger su basura y dejar la sábila, las galletitas y la leche y una carta pidiendo perdón, solo así la dejaron en paz. Fue un momento muy difícil, pues estaba asustada y no quería duendes en su casa y mucho menos que se durmieran con ella, la espantaran y la devorarán. La historia indica que siguen escuchando y viendo las apariciones de los duendes que adoptaron el jardín y que poco a poco la gente va respetando el área verde porque no quieren problemas con sus pequeños vecinitos, por lo que ya no dejan basura y van reforestando el jardín.

Conoces historias de fantasmas en Santa Elena Cuautitlan, mandalas por correo a neptunofriend@yahoo.com.mx y las subiremos al blog con tus datos

4 comentarios:

  1. Y esto es real? No había escuchado nada al respecto, pero suena muy interesante. Saludos. Balbina

    ResponderEliminar
  2. yo llegue a escuchar cosas atrás de santa elena, por las canchas de basket que dan hacia tultepec, tambien en el canal que estaba al sur, por el mercado, y en el jardín circular (deportivo santa elena) ya que yo andaba mucho por las noches en fiestas o tomando con los compas de ahi, se escuchaban ruidos raros, pequeñas sombras, en la casa me escondian cosas, se escuchaba q habia gente rondando en las noches cuando dormiamos, incluso los gatos evitaban estar en las casas, siempre vigilaban como si supieran que habia algo entre los muebles..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mega falso llevo viviendo 18 años en santa Elena y yo soy de los que Patina en esa zona y nunca emos escuchado nada buena historia pero es falsa...

      Eliminar
    2. Mega falso llevo viviendo 18 años en santa Elena y yo soy de los que Patina en esa zona y nunca emos escuchado nada buena historia pero es falsa...

      Eliminar